Cròniques

Parlem d’Art: Mesa redonda “Princesas, Feminazis, Superhéroes y Machirulos” | Tema Oculto

El pasado jueves 16 de noviembre, las integrantes de Tema Oculto tuvimos la oportunidad de asistir en la Facultad de Historia y Geografía de la Universitat de València a la mesa redonda y taller desarrollados dentro del evento “Princesas, Feminazis, Superhéroes y Machirulos”.

Dicho acontecimiento se celebró bajo el marco de Parlem d’Art, proyecto de la Universitat de València donde se promueve la organización por parte de estudiantes de esta universidad actividades de reflexión y debate sobre arte contemporáneo.

Un grupo de estudiantes del máster en Gestión Cultural de la UV organizaron este proyecto en el que se promueve la reflexión y el debate enfocado “en el análisis de la construcción de los roles y estereotipos de género en los medios audiovisuales desde los 90 hasta hoy”, como reza la descripción del propio evento.

La jornada se dividió en dos partes: la primera fue una mesa redonda con expertos sobre la materia, y la segunda se basó en la realización de un dinámico taller donde la ponente interactuó de manera más directa y activa con el público.

A continuación relataremos nuestra experiencia como oyentes de esta mesa redonda.

Mesa redonda sobre roles de género en el cine y series

Los integrantes de esta mesa redonda fueron: Capitolina Díaz, catedrática y profesora en la Facultat de Ciencias Socias de la UV, Juan Antonio Rodríguez, profesor de la Facultat de Filosofia y Ciencias de la Educación de la UV, Antonio Agustín García, profesor en el Departamento de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, y por último, Àurea Ortiz, profesora en el Departamento de Historia del Arte de la UV.

La mesa redonda comenzaba con la premisa: ¿La sociedad influye en el cine o es al contrario? Pregunta que cada uno de los integrantes de la mesa tomó como base de sus disertaciones, recorriendo cada una de ellas distintos senderos para aproximarse a la misma cuestión.

Mesa redonda Princesas, Feminazis, Superhéroes y Machirulos.

Ciencia ficción feminista: contraestereotipos de género

La primera de los ponentes en hablar fue Capitolina Díaz, socióloga especializada, entre otras cosas, en Sociología del Género.

A partir del pretexto dado a los ponentes, Díaz navegó entre la literatura feminista de ciencia ficción en la cual descubrió al público presente títulos en su mayoría olvidados por este género literario.

La base del discurso de Capitolina la encontró en los contraestereotipos de género. Nos mostró que existen distopías en las que solo hay un género en la sociedad, y con ello se pretende eliminar los roles de género. También habló brevemente de las utopías donde no existe el patriarcado. Un ejemplo del primer caso sería “Herland” (1915).

Además, indicó algunos antecedentes. Uno de ellos fue el de Begum Rokeya con “El Sueño de la Sultana” (1902), donde ya en la India de principios del siglo pasado Rokeya da la vuelta a los roles de género para burlarse del patriarcado.

Otros muchos ejemplos ilustraron estos contraestereotipos que, por desgracia, son objeto de obras que no han pasado a la memoria colectiva de la literatura o el cine. Un caso icónico es la gran olvidada dentro de la producción literaria de Blasco Ibañez. En “El Paraíso de las Mujeres” (1922), Ibañez nos muestra una novela de claro carácter feminista donde la revolución viene dada por las mujeres.

El macho alfa mató al hombre común

En el turno de Juan Antonio Rodríguez, quién ha realizado diversos estudios sobre roles de género (centrando el foco de sus estudios en la masculinidad), ilustró con ejemplos cinematográficos cómo el macho alfa ha matado al hombre común en el ideario audiovisual.

A partir de esta premisa, Rodríguez trató de desmontar los “mitos masculinos”. Comparó estas figuras de “superhéroes” y “hombres de acción” con una armadura creada a partir de las imposiciones del contexto social que nos rodea (familia, escuela, amigos, medios de comunicación).

Este estereotipo masculino siempre es el que lleva la batuta dentro de la historia, el encargado de salvar a “la chica”. El atlético héroe que, contrapuesto al llamado “sexo débil”, tiene unas altas exigencias que superar. Y eran esas exigencias las que, según la exposición de Rodríguez, determinan los comportamientos del “hombre común” que, por el contexto en el que ha crecido, intenta crearse esa careta de “macho alfa” para superar la aceptación del grupo.

Así pues, y regidos bajo este pretexto, el ponente decía que estos niveles de exigencia en el “hombre común” se pueden ver reflejados en las formas agresivas de relacionarse con sus semejantes (otros hombres), relaciones abusivas y de superioridad con el otro género (exponiendo el actual caso de “La Manda”), y las conductas chulescas y de valentía absurda que estos contextos pueden terminar acarreando.

Como fin de su discurso, declaró que el “superhéroe” es un estereotipo creado “por y para hombres” en el que son ellos mismos los que se exigen unos determinados preceptos para impresionar y encajar con los demás miembros del grupo.

El “machirulo” en el espejo

En el turno del profesor Antonio A. García, este trató de abordar el tema establecido a través de comparar los roles de género masculinos preestablecidos con la imagen que se ha dado de ellos en el audiovisual (concretamente, con ejemplos del cine español de las décadas de los 70 a los 90).

Y es que, cogiendo como modelo los roles contrarios a los utilizados por el profesor Juan Antonio Rodríguez anteriormente expuestos, García nos explica que las series y cine nos construyen héroes pero también antihéroes para “dejar tranquila la conciencia del espectador”.

Primero nos expuso cómo la masculinidad ha ido variando su representación cinematográfica con el tiempo.

Inició este discurso hablando del primer caso representado, la masculinidad integrada. Un ejemplo podría ser la película La ciudad no es para mí (1966), pero bien podrían valer muchas más películas creadas durante la época franquista. De este periodo García destaca la utilización de “la masculinidad como control”.

En el segundo periodo destacado se presenta una masculinidad confusa. Estos casos tienen lugar durante la transición, época de transformaciones en la que la masculinidad entiende estos cambios desde la confusión. Aunque como desenlace siempre se culmina volviendo a la masculinidad preexistente. Un ejemplo puede ser la película Los Bingueros (1979), pero también muchas otras del cine de destape.

Por último, llegando a los 90, el tercer periodo destacado fue en el que se representa una masculinidad amenazada. Durante esta década impera el individualismo y la amenaza a  la masculinidad. Y aunque la masculinidad se expone en crisis, siempre se recompone al final de la historia. El ejemplo claro de esta etapa es la película Jamón, Jamón (1992).

Por último, García nos hace reflexionar sobre cómo se interpretan películas como Torrente, el brazo tonto de la ley (1998), donde un protagonista esperpéntico exalta los peores tópicos masculinos llevándolos al extremo.

Como bien expuso Antonio al principio de esta disertación, el espectador masculino puede tomar como ejemplo machista este personaje para exculparse de los micromachismos que él mismo comete en su día a día. Y es con este comportamiento con el que la audiencia puede dejar de reflexionar en su propio comportamiento ya que, a fin de cuentas, “ellos no son así” (como el personaje de Torrente).

Además, García terminó su discurso volviendo a tomar como ejemplo a los héroes que desarrolló Rodríguez para expresar que los antihéroes también sirven al público masculino para superar con más facilidad la frustración de no llegar a ser nunca como el estereotipo de superhéroe.

Roles de género en el cine actual: un análisis de la cartelera

Àurea Ortiz realizó un estudio de la cartelera de semanas recientes para observar el lugar de las mujeres en  varios de los ámbitos de estas producciones cinematográficas.

La primera premisa fue buscar películas dirigidas por mujeres. Pocos films cumplían esta característica, pero además, los que lo hacían solían compartir algunas características. Se trataba sobretodo de pequeñas producciones no taquilleras y realizadas lejos de la industria de Hollywood. Además, solían ser películas más intimistas, con una alta carga argumental. La Librería (2017) cumple alguno de estos preceptos.

El segundo parámetro del análisis fueron las películas protagonizadas por mujeres. Pocas se ajustaban a este requisito, y es que, como dijo Ortiz, la mayoría de las películas de la cartelera (sobretodo las más taquilleras) trataban de “hombres haciendo cosas”.

A partir de este análisis, la ponente observó que en la mayor parte de cintas las mujeres eran poco protagonistas y estaban sexualidas. O aparecían entre varios hombres (que además puede que se peleen por ella), o la mujer era frágil, delicada y el objeto de deseo y las emociones del hombre. American Assassin (2017) y Blade Runner 2049 (2017) siguen algunas de estas características.

Otro de los casos era el de la Final Girl, donde la protagonista de una película de terror es una chica (probablemente sexualizada) y es la única que sobrevive de entre todos sus compañeros. Además, suele coincidir que esta chica es la única que no ha mantenido relaciones sexuales con nadie durante el metraje y se ha mantenido “pura” hasta el final. En Feliz Día De Tu Muerte (2017) se cumplen algunas de estas particularidades.

Por último, Àurea nos mostró que últimamente han habido pequeños cambios en personajes femeninos del mundo de Hollywood que tratan de dejar (en cierta medida) estos tópicos de género atrás. Encontramos la mayoría de estos ejemplos en el cine de superhéroes, donde nuevas superheroínas comienzan a emerger.

En la película Thor: Ragnarok (2017) aparece por primera vez el personaje de Valkiria, quién no está sexualizado (a diferencia del cómic) y no aparece como componente dependiente de ningún hombre.

Por otro lado, tenemos el caso de Wonder Woman (2017), que además de estar protagonizado por una superheroína fuerte e independiente, está dirigida por una mujer (Patty Jenkins), lo cual es pionero en el mundo del cine de superhéroes.

Por último, Ortiz nos expuso uno de los ejemplos más notables, Mad Max: Furia en la carretera (2015). Y es que en esta ocasión, el personaje femenino interpretado por Charlize Theron tiene gran parte del protagonismo del film, es fuerte e independiente, y además no está nada sexualizado.

Como conclusión a su análisis, Àurea Ortiz remarca que estos personajes siguen estando fundamentados en el individualismo, en la competición y en la violencia (características propias del role héroe masculino), pero el hecho de incorporar mujeres en este tipo de figuras ya es un paso en sí mismo.

 

Evento cubierto por Minea Licer y Mar Jorge para Tema Oculto

Otros artículos relacionados: Concentración “La Manda somos nosotras”, galería fotográfica.

 

 

 

2 comments on “Parlem d’Art: Mesa redonda “Princesas, Feminazis, Superhéroes y Machirulos” | Tema Oculto

  1. Retroenllaç: Jam No Mixta: ‘Festa de les invisibles’ por Fusa Activa | Tema Oculto – Tema Oculto

  2. Retroenllaç: The Sey Sisters en València | Tema Oculto – Tema Oculto

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: